El diminutivo del frío

Javier Barría

Estrenado el 2010

Reseña

Se puede ubicar a Javier Barría dentro de una nueva ola de cantautores chilenos (o/y sudamericanos), pero no podríamos ligarlo más que eso, por el hecho de componer de forma natural y sobre todo el hecho de grabar todo desde su hogar, (o llamarlo así al lugar donde este, ya que es un artista que recorre no tan solo su país, ya ha paseado por todo el Argentina. Uruguay y hace poco por Colombia), pero todo de forma muy personal e intima. Es que es su propio jefe al hacer toda la música de forma independiente y grabarla tal cual le va naciendo, y es que Javier tuvo la inquietud de hacerlo por su cuenta hace varios años, y de la mejor forma usando el computador y eso ha logrado que juegue con las ideas que tiene y ha logrado obtener más de 10 discos como resultado de su mente creativa como músico natural.

Javier ha sido influenciado de manera muy dispersa, podemos lograr reconocer de manera muy directa ese lado Spinetta que ha inspirado a varios músicos latinoamericanos de la ultima década, pero que el lo toma de forma muy especial fusionandolo con sus inquietudes y las otras influencias que el ha reconocido también como Radiohead, Jeff Buckley, Morrissey, Leonard Cohen y un lado literario donde es mencionada Alejandra Pizarnik, todo eso da por resultado canciones no-color-de-rosa, tintes grises pero no tan tristes, algo leve pero visible alrededor sin dudas, y ese toque rock-folk que resalta como una capa exterior de todas sus composiciones. La escena nocturna de Santiago y de las otras regiones chilenas, han ido conociendo a Javier por el hecho de que el trato de estar en todos los lados de su país. en lo under de los lugares algo reconditos, es así donde se ha ido dando a conocer en vivo, y muchos han prestado oido a este cantautor que ha ido transmitiendo sus eventos, sus canciones, sus sensaciones via facebook y via twitter (asiduo de las redes sociales), y sin dudas también un icono de la generación MySpace.

En su nuevo trabajo,  El diminutivo del Frío (Que como bien dice Javier: “es que nadie dice ‘Friito’…”) cada canción toma protagonismo tanto en letras como en armonía de las melodías, sabe hacer uso de las metáforas en cada oración susurrada. Es en Ruinas (“Tu Hiroshima Personal, Mi Nagasaki de Cartón…), donde se encuentran las columnas que dan el sostén para el disco, canción que nació hace 2 años pero que no encontraba el camino para ubicarse en alguno de sus proyectos, pero que tomo fuerza al haber pasado lo del terremoto en Chile, y se fueron creando canciones a raíz de un desliz real, como lo es la fuerza destructiva de la naturaleza. Entonces lo demás fue naciendo en sentido sombrío, pero no totalmente en oscuridad, son matices impregnadas en las letras y melodías, tal cual un juego de amor y dudas como lo es Historia de Terror, escrita como regalo de bodas para una pareja de amigos. pero es realista la situación entonces se torna totalmente acorde a la vida de cada uno.  Muchas otras canciones nacieron antes, algunos se podrían decir que fueron b-sides de sus anteriores trabajos, juguetea con las palabras (y los loops) como en Estomaga, dando mucha importancia a la femineidad y poca razón al conocimiento real, es que cuando el corazón dice algo y el cerebro se bloquea. Peces en el Asfalto, toma un sentido figurativo luego del ya mencionado desastre natural ocurrido en Chile, como tratando de reaccionar ante lo ocurrido y es que Javier entona su voz melancólica para cantarla, casi entumecida. Paisito, que nació en Uruguay, juega con los diminutivos y con el sentido del amor hacia un lugar que sea nuestro. La Broma, la más high por decirlo así, dando un toque de felicidad ficticia casi al final de un disco que nos da una estocada final con Tiza, donde delinea el camino que ha tomado Javier Barría para mostrarnos sentimientos plasmados en melodías y oraciones hechos refranes, sin dudas este disco podra darnos abrigo, a pesar de su titulo relacionado al frío, pero podría ser tu compañero ideal mientras tomas una taza de té en este otoño-invierno que seguro no nos dará tregua.

Por Zezé Fassmor en IndieHoy

 

Escucha El diminutivo del frío

#SONLASCANCIONES

Ficha técnica

El Diminutivo del Frío fue grabado en el estudio móvil Yendo de la cama al suelo, con locaciones en
habitaciones de Santiago, Buenos Aires y una cabaña a orillas del lago Calafquén, IX Región

Las primeras tomas de Tiza datan de febrero de 2009, y las últimas voces de Estómaga fueron capturadas
en octubre de 2010...todo lo demás pasó entremedio.

Compuesto, producido, grabado e interpretado por Javier Barría, excepto:
cellos en Estábamos Unidos de América: Patricio Barría
voz en El Pájaro y El Nido: Fabiola Miño

Concepto gráfico y realización: Javier Barría
Ilustraciones, fotografías e inspiración para la letra de Estómaga: Fabiola Miño Grandón

Menú