ElarviEntrevista

ELARVI: UN CAMALEÓN EN CIERNES

Elarvi es el proyecto solista de Tomás Armijo. Ex Diamante Raptor en su banda anterior -No Bailo- el músico sanantonino radicado en Santiago ha publicado dos singles adelanto de su EP debut “Dedicado a la sombra”, mostrando el lado minimal de su universo creativo y también dando cuenta de su versatilidad y de un personaje camaleónico, con una búsqueda estética sin prejuicios y en constante transformación. En un ida y vuelta vía mail hablamos de su sonido, de sus heridas, de lo complejo que es ubicarlo dentro de la escena chilena y, por cierto, del influjo fantasmal de San Antonio en sus canciones: “es una burbuja tóxica, y si no fuera por el mar, sería muy difícil de purificar”, sentencia.

Por Zarrata Lavala – Foto de portada por Álvaro Mesías

¿Crees que hay una continuidad entre tu trabajo compositivo en No Bailo y tu trabajo solista como Elarvi? ¿Te interesa que se establezca esa continuidad?

Tal vez la continuidad es eso, seguir haciendo canciones. Y no, no busco una continuidad donde No Bailo sea el inicio, motor o núcleo. Para mí son cosas diferentes, son apuestas que van sumando experiencia y buenos recuerdos.

ELARVI COMO DIAMANTE RAPTOR EN NO BAILO

¿A qué se debe el cambio de alter ego, por decirlo así? De Diamante Raptor a Elarvi ¿Qué hay de juego y que hay de una suerte de protección en ese gesto?

Diamante Raptor es un nombre que apareció en un sueño (sí, y no le doy color) y que fue justo en tiempos donde aprendíamos sobre los elementos diferenciadores de un proyecto. Estábamos en esa. Quiénes íbamos a ser para la audiencia, cómo nos queríamos ver y todo lo que tenga que ver con potenciar una imagen. Hasta ahí llega ese personaje. Elarvi es un juego de palabras que me acompaña hace más de una década, está muy ligado a mi lado creativo y en caso de ser solista, iba fijo como nombre.

En No Bailo era Samsa quien salía al frente como una suerte de vocero y de alguna forma todos se escudaban tras su discurso. ¿Qué piensas de salir a defender o mostrar tu trabajo desde las palabras?

Pa mí es complejo. No me gusta enfrentarlo. No quiero que llegue ese momento. En No Bailo era fácil zafar, Samsa tenía desarrollada esa habilidad y pude permanecer dormido. Ahora con Elarvi suelo quedar en pausa, y prefiero que sea así, no quiero estar incómodo mientras hago lo que tanto amo.

Hay un visible cambio en tu sonoridad. Una suerte de minimalismo sonoro y letristico también. ¿A qué se debe?

Este EP tiene mucho de lo que era antes emocionalmente y sobre como percibía otros periodos existenciales. Viene de una crisis, no quería perderlo. Yo creo que de ahí nace todo.

El disco anterior de tu ex banda fue producido por Andrés Godoy (Los Peores de Chile, Sinergia). En el EP que lanzarás este año ese trabajo lo hizo Arturo González en Estudios Golfo Pérsico en Villa Alemana (BAM, Celibatos) ¿Qué te aportó Arturo en estas canciones y cómo fue el proceso?

Arturo supo muy bien el sonido que buscaba y rápidamente llegamos a resultados bacanes. El espadachín de Villa Alemana cachó al toque que la cosa venía sad.  Aportó sumando instrumentos, arreglos, fue detallista y motor. La estadía en Golfo Pérsico fue de lujo, me pude quedar una semana y fue esencial para el desarrollo del EP.

VERANO PERKIN, PRIMER ADELANTO DE DEDICADO A LA SOMBRA

Es difícil situar tus canciones dentro de la escena chilena. ¿Con quiénes se emparentan tus canciones? ¿Cuál es la escena a la que perteneces?

Ay que difícil. Parto por aclarar que quiero mutar, no quiero hacer siempre las mismas canciones ni pertenecer a una escena. Me cuesta emparentar mi proyecto y no es por no querer mojarme el poto, sinceramente siento que me falta profundizar en la música chilena y poder responder esta pregunta a gusto.

Hace poco te radicaste en Santiago, sin embargo tus canciones han sido compuestas en tu natal San Antonio. ¿Qué es lo que tiene esa ciudad que cada cierto tiempo libera nuevos creadores? ¿A qué crees que se deba?

San Antonio es una burbuja tóxica, y si no fuera por el mar, sería muy difícil de purificar. Siento que principalmente es el mar con su magnetismo el que genera muchas cosas y también que el flujo de creadores debería aumentar de forma considerable gracias a las redes y gestiones que están naciendo en la provincia. La pobreza cultural ha sido clave para el poco desarrollo artístico de la zona, la motivación pocos la mantienen, el mal del cangrejo abunda y la dura que pocas ganas quedan, pero amas tanto la música, que te mantienes y logras salir. Generas resistencia, perseveras y luego afuera lo notan.

SEGUNDO SINGLE

¿Dónde y cómo te ves en 10 años más? ¿Hasta dónde crees que pueden escalar tus canciones?

Me veo bien arriba, con una banda soñada y tocando bien la guitarra. Mis canciones tomarán diversos rumbos, entre ellos sueño con hacer música pa películas y espero calar de la forma deseada con mis composiciones. De paso pa comprarme buena droga.

Tus canciones y la forma que tienes de cantarlas contienen una suerte de melancolía y de desgarro, de precariedad si se quiere. ¿De dónde viene eso? ¿De dónde proviene esa suerte de dolor que uno alcanza a percibir?

Es el dolor de la vida, de una infancia rota por la poca consciencia y luego viéndome replicar lo mismo. De ser un adulto con heridas abiertas, sin herramientas emocionales y con una limitada percepción del mundo. Es un dolor que viene de entender de mala forma el amor, donde la salida es borrosa y los impulsos son afilados. Canto de adentro y lo que canto lo viví, vivo y seguiré viviendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú